En muchas ocasiones lo realmente valioso de una vivienda se encuentra en el exterior, en lo que se ve a través de las ventanas. No es el caso de esta que hoy comparto con todos vosotros, ya que tan bello es el interior de la casa como las vistas que los propietarios disfrutan a través de los amplios ventanales que la rodean.

Louise y Sarah Bonard han creado, en una antigua oficina de París, la vivienda de sus sueños. Situada en una planta alta, no tienen nada más que asomarse al exterior para contemplar la ciudad del Sena a sus pies, un paisaje envidiable, que no dista mucho del que tienen si se dan la vuelta y miran al interior de su casa.

Una decoración basada en el estilo industrial, donde las paredes de ladrillo visto, las vigas de hormigón y la carpintería interior metálica dan la réplica a una serie de muebles vintage, hallazgos de mercadillo y alguna que otra pieza de diseño. Aunando todo ello, una paleta cromática tenue, en la que predominan los colores gris, negro y blanco.

Y rodeándolo todo, la ciudad de París. ¿Qué más se puede pedir?

Procedencia de las imágenes: Rumhemma
 
Top