Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que me encanta asistir a ferias, mercadillos, brocantes y demás eventos en los que encontrar piezas antiguas, vintage, con los que dar un toque distintivo y personal a la decoración. La gente que frecuenta estos sitios va con dos ideas fundamentales: adquirir piezas bonitas o hacer una inversión (o ambas al mismo tiempo).

Por eso, a la hora de adquirir antigüedades de cierto valor es bueno contar con un experto en la tasación de piezas de mobiliario y objetos decorativos antiguos, como llevan haciendo, desde hace más de 50 años, en Espalter Antigüedades. Cómo muchas veces hemos comentado en este blog, todo lo que nos entra por los ojos, lo que para nosotros es bello, es adecuado para la decoración de los espacios en los que viviemos o trabajamos, pero es cierto que a veces adquirimos simples objetos antiguos pensando que son piezas increíbles y nos podemos llevar una ingrata sorpresa.

Por eso, aunque nos fiemos de nuestra experiencia, de nuestro corazón o de nuestro gusto, para objetos de gran valor ya sea monetario o sentimental, lo mejor es ponerse en manos de expertos que nos den una segunda opinión. Sabremos si, además de adquirir una pieza que nos ha enamorado, estamos haciendo una inversión








Este post ha sido redactado según el:

 
Top