Mi plato "Etxekodeco" de la artista Aintzane de Luna, del que os hablaba en el post de ayer, me ha animado a hacer una colección de platos decorativos para colgar en la pared. Esto, que hace bien poco se consideraba una costumbre caduca, propia de nuestras abuelas, hoy en día es uno de los recursos decorativos que con más frecuencia vemos en las publicaciones deco.

El plato sobre la pared se ha convertido en el "nuevo" cuadro, en la lámina enmarcada, con los que adornar las casas. Del mismo estilo o de diversos, con motivos similares o totalmente alejados entre sí, con dibujos o sin ellos, procedentes de la misma vajilla o de "padres diferentes", las composiciones de platos, si están realizadas con un poco de gusto, quedan genial en cualquier espacio de la casa, como se puede comprobar en las imágenes que ilustran este post.

De la mesa a la pared. Es un verdadero homenaje a uno de los utensilios más presentes (y más humildes) en cualquier casa.

¿Qué os parece? ¿Os animáis a hacer una colección de platos y colgarla en alguna de las paredes de vuestra casa?

¡FELIZ FIN DE SEMANA!
 
Todas las imágenes proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest.
 
Top