Como cada año por estas fechas, una visita obligada para cualquier amante de la buena decoración y del interiorismo es Casa Decor, que para esta su 49ª edición ha elegido un edificio quizás menos espectacular que en otras ocasiones pero con una gran carga simbólica, ya que se trata del que fuera, durante casi 50 años, sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), en el número 12 de la calle Barquillo.

La visita a Casa Decor es una magnífica manera de tomar el pulso a lo que en materia de decoración se está haciendo en nuestro país. En los diferentes espacios de sus cuatro plantas de exposición se van desgranando diferentes estilos y maneras de afrontar un proyecto decorativo, tanto de la mano de algunos de los interioristas más reputados como de los valores emergentes.

En mi opinión (y vaya por delante que es modestísima), esta edición es quizás la mejor de cuantas yo he visitado (y van ya unas cuantas). He visto mucha "decoración", propuestas muy valiosas y arriesgadas y, sobre todo, una apuesta decidida por el clasicismo actualizado. A diferencia de otras ocasiones, la mayor parte de los proyectos presentados pueden ser trasvasados fácilmente a cualquier vivienda, con las adecuaciones necesarias (de presupuesto y de espacio), claro está.

En esta primera entrega, os dejo con algunos de mis espacios preferidos. Dejo para otro post los 2 o 3 que más me han sorprendido.
 
Top