Tal día como hoy, hace tres años, dejando de lado mi "ciberceporrismo" (que por entonces era evidente, aunque ahora no está ni mucho menos solucionado el problema, jejeje), y queriendo emular a las autoras (sí, el panorama blogger no era muy diferente al de ahora) de los blogs de decoración que leía habitualmente, me dio por enredar en Blogger y, así a lo tonto, nació Etxekodeco.

El nombre, para seros sincero, fue lo que menos me costó encontrar (en realidad pensaba cambiarlo al día siguiente, pero fueron pasando los días...); a pesar de que todavía hoy en día resulta impronunciable para mucha gente, no concibo el blog con otro nombre. El primer post (aún me hace gracia leerlo) me hizo tanta ilusión que lo leía y lo releía una y otra vez: creo que de las 50 visitas que tuvo ese día el post, 45 eran mías y 5 de los amigos a los que llamé para decirles lo orgulloso que estaba de mi blog.

Ahora, tres años después, me sonrojo al ver las primeras entradas, con fotografías de pésima calidad (algunas desaparecidas), espacios en blanco, errores de principiante..., pero son los inicios de los que no renuncio, ni mucho menos, porque me fueron curtiendo en esta tarea que tantas satisfacciones me da cada día.

Han pasado grandes cosas en estos tres años, entre ellas crear mi propia tienda online, que me ha servido para encauzar mi afán chamarilero, crear proyectos que ahora vuelan solos, como "Quedamos en", pero, sobre todo, conocer a personas muy interesantes, algunos de los cuales se han convertido en grandes amigos (como mis compañeras de Singulares Magazine) y, sobre todo, teneros a vosotros, los lectores habituales del blog, que sois a los que en realidad habría que felicitar en este día de cumpleaños bloggero porque sin vosotros Etxekodeco no sería posible.

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS Y FELICIDADES!

 
Top