Ya desde que vi la portada del último número de la revista Nuevo Estilo sabía que quería compartir con todos vosotros la casa que allí aparece y ahora os diré por qué. Luego compré la revista y vi con sorpresa que era uno de los proyectos recientes del Estudio Living Pink, al que hace tiempo que sigo, así como a las componentes del equipo, las hermanas Miriam y Nuría Alía y Patricia Bustos, a través de Instagram. Además, este pasado fin de semana en Madrid he tenido la oportunidad de conocerlas personalmente (¡ya tenía ganas!) y os tengo que confesar que, además de unas excelentes interioristas, son un encanto, ¡y guapísimas!, algo que es evidente en la fotografía anterior, ¿no?

Pues bien, la razón por la que tenía ganas de hablaros de este proyecto (la casa de Miriam, en el madrileño barrio de Salamanca) es porque supone un soplo de aire fresco respecto a lo que se está haciendo últimamente en nuestro país. A tratarse de un piso de alquiler, se ha respetado la práctica totalidad de la estructura, y se ha incidido en los elementos decorativos, potenciando la magnífica arquitectura (techos altos, moduras...) de este tipo de viviendas en esa zona.

La decoración es un magnífico ejercicio de eclectisimo, mediante el que se han enfrentado, de manera amigable (y muy eficaz), elementos de diferentes procedencias y estilos (vintage, retro, iconos del diseño), etc., con un denominador común: el colorido y el juego de geometrías aportado, sobre todo, por los textiles, alfombras, papeles pintados, etc. El resultado es un proyecto que desprende elegancia y frescura por todas partes. Un proyecto auténticamente Living Pink. ¡Enhorabuena chicas!

Las fotografías proceden de la web de Nuevo Estilo, en donde encontraréis más fotografías e información sobre el proyecto.
 
Top