Llevamos tiempo viéndola en todos los lados: blogs, revistas de decoración, redes sociales, es una de las lámparas más difundidas de los últimos años, pero hasta ahora no os había hablado de ella. Se trata de la Z1 Cotton Lamp, del diseñador chileno Nelson Sepúlveda, y se distribuye a través de diferentes firmas de decoración, tanto físicas como online, por ejemplo la tienda Couleur Locale, de la que os hablé la semana pasada (aquí).

La Z1 es un homenaje a los oficios de artesanía local y, sobre todo, a las destrezas de las culturas de diferentes partes del mundo. Su diseño, con un armazón de caña de bambú y una pantalla de tela de algodón orgánico, auna la sencillez, la funcionalidad y la efectividad, ya que la lámpara se convertirá en la protagonista de cualquier espacio donde se coloque, eso sí..., se necesitan techos altos para que luzca en todo su esplendor.

Belleza, sencillez y versatilidad son las palabras que mejor definen a esta lámpara, que transmite una sensación muy especial y única, y añade una gran ligereza a cualquier habitación.

¿Qué os parece? A mí me tiene totalmente enamorado.

Todas las imágenes proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest.
 
Top