Los amantes de los libros (y por consiguiente, de la Literatura) estamos de celebración: como cada 23 de abril (coincide con las fecha de fallecimiento, en 1616, de dos de los más grandes literatos, Cervantes y Shakespeare), hoy es el Día Internacional del Libro. He señalado en numerosas ocasiones, desde este mismo foro, que no concibo una casa sin libros. Ellos aportan vida (toda la que está encerrada en sus páginas) a los espacios donde viven. Una casa sin libros es una casa sin vida, la vida que atesoran las miles y miles de páginas que conforman los miles y miles de libros que pueblan nuestras casas. Por eso mismo, siempre acabamos encontrándoles un espacio en nuestros hogares, porque están vivos.

Ordenados en estanterías, apilados en el suelo, sobre las mesas, debajo de una lámpara, en la mesilla de noche, cualquier lugar es idóneo para dejar un libro, sabedores de que siempre estará ahí, o en cualquier otro lugar, porque, al contrario de lo que sucede con otros objetos, de los libros ¡mira que duele desprenderse!
 
Así que..., a atesorar (nunca mejor dicho, ¡son un tesoro!) libros y, sobre todo, a leerlos.

Todas las imágenes proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest.

 
Top