A quienes me conocéis y me seguís no os extrañará ver en el blog esta vivienda que conjuga, sin estridencias y de manera muy natural, la sencillez de la decoración nórdica con pequeños detalles orientales. Se trata de la vivienda de la diseñadora de moda danesa Birgitte Rabens, quien ha desplegado aquí todo su gusto por el diseño danés (silla de Erick Magnussen) y el mobiliario de esencia nórdica (iconos como las Plastic Chair de los Eames), junto a piezas industriales (lámparas del comedor, taburetes en la cocina, letras de comercio...) y elementos traídos de sus innumerables viajes por países asiáticos, tales como cojines, piezas de artesanía, obras de arte, etc.

Es una muestra más de que la decoración multicultural, una decoración que no entiende de fronteras y que llena los espacios de piezas procedentes de diferentes y contrastadas culturas y ámbitos geográficos, y de la que ya hemos hablado varias veces en el blog, está más viva que nunca.

Más información e imágenes en Elle Decor España.


 
Top