Si en el post de ayer predominaban los tonos oscuros, llenos de dramatismo decorativo, en el de hoy predominan los tonos claros, procedentes de la naturaleza, llenos de frescura. Y es que quiero presentaros una firma belga que acabo de conocer y que me ha cautivado totalmente. Se llama Couleur Locale y, después de un tiempo presente en las dos tiendas físicas de Amberes y Knokke, hace apenas un mes que ya está disponible online para todo el mundo.

Su propietaria, y diseñadora de la tienda, Ruth Walleyn, se define a sí misma como una trotamundos a la que le apasiona atravesar el globo a la búsqueda de piezas vintage únicas, así como artesanales y hechas a mano, siempre con un característico "colorido" local.

La colección, bellamente presentada en un escenario muy apropiado, como puede apreciarse en las imágenes que acompañan al post, está pensada para introducir el diseño de los cuatro confines de la tierra en nuestros hogares, como representación del espiritu viajero de su propietaria. Una muestra más de que la decoración multicultural está más viva que nunca. ¡Viva el eclecticismo!

 
Top