Uno de mis mayores placeres es abandonarme, sentado en el sillón, a la lectura de un buen libro o una revista. Ese momento en el que estás solo, aunque realmente no lo estés, frente a las páginas es, para mí, impagable. Y lo que más me gusta es acurrucarme dentro de una manta, como si su calidez me apartara aún más de lo que sucede alrededor.

A pesar de que hemos consumido casi la mitad de la primavera, por lo menos por aquí todavía apetece taparse con una manta cuando estás leyendo, y esa sensación me encanta. Por eso hoy quería regalaros estas imágenes en las que un sillón, una lámpara, una manta y un buen libro sirven para convertir cualquier momento en un momento feliz.

Todas las imágenes proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest.


 
Top