Hay casas que enamoran al primer vistazo por la armonía que desprenden las piezas que la inundan. Es lo que pasa (por lo menos a mí me ha ocurrido) cuando visitamos la vivienda madrileña del diseñador de joyas Anton Heunis, en el último número de la revista Elle Decor España

Podríamos decir que se trata de una "casa joya" por el valor de las numerosas piezas icónicas, verdaderos emblemas del diseño decorativo del siglo XX, que aparecen ensambladas, con un estilo exquisito, a lo largo y ancho de los diferentes espacios. Aparadores retro daneses, butacas nórdicas, sillas de los Eames, apliques de pared de Tommaso Barbi, textiles de Paul Smith, etc., se suceden sin estricencias, conformando un auténtico muestrario de lo mejor del vintage de alta gama.

Todo este conjunto ecléctico se muestra realzado por la sencillez del lienzo que lo acoge: paredes, suelos y techos de un cromatismo neutro que ponen en valor las piezas y también las numerosas obras de arte que encontramos en la casa.

¿Un must? El aparador retro de Emilio Rey de la primera fotografía. ¡Maravilloso!

No dejéis de visitar el reportaje completo en la página de Elle Decor, donde encontraréis más fotografías e información.
 
Top