Hace nada que he descubierto Ábbatte y me tiene totalmente enamorado, no solo por la calidad (y calidez) de sus productos, sino también por el entorno donde los producen. Ábbatte es una firma que crea objetos textiles, hechos a mano, utilizando fibras naturales de alta calidad, con un diseño sencillo pero muy eficaz, basado en los efectos estructurales de los materiales.

Estas piezas, tejidas en la abadía cisterciense de Santa María de la Sierra, en la vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama, están realizadas una a una, lentamente y cuidando hasta el mínimo detalle, por tejedores locales.





Ábbatte surgio de una serie de profesionales, con una consolidada trayectoria, dedicados al mundo de la moda, del textil y del color. Su experiencia, tanto en la creación de textiles hechos a mano como en el manejo del color, queda patente en la sutileza de las piezas.

Un aspecto muy interesante, y que nos ayuda a comprender la naturalidad de estas creaciones, es que incluso en el entorno de la abadía (en un jardín botánico especializado) se están cultivando plantas tintóreas (como la Rubia Tinctorum, que tanta tradición tuvo en Castilla) con el fin de abastecer de tintes naturales a Ábbatte.

El monasterio está anexionado a una nave moderna, donde están el taller textil y un espacio que alberga cursos, seminarios y conferencias sobre temas relacionados con el textil, la moda, el color y el arte.








Su colección está dividida en Indumentaria (para ella y para él) y Casa (a la que pertenecen las imágenes que ilustran este post), con una magnífica selección de alfombras, mantas, manteles y almohadones, productos todos ellos de una gran calidad.

¿Qué os puedo decir? Qué les visitéis porque os váis a enamorar de este proyecto, absolutamente ecofriendly, y de sus productos, de una gran delicadeza.

También podéis seguirles en Facebook, Instagram y Pinterest.
 
Top