Como os decía en otro post hace unos días, las inmobiliarias de los países nórdicos no dejan de ser una permanente fuente de inspiración para todos aquellos que andamos a la búsqueda y captura de viviendas interesantes, con buenos proyectos decorativos. Así que hoy, hemos decidido volver a Fantastic Frank, una de esas agencias de venta de casas, que muestra un estupendo catálogo constantemente renovado.

Este precioso apartamento de 66 m2, con dos habitaciones y un amplio salón, está en el barrio de Vasastan, al norte de la ciudad de Estocolmo, en un edificio del siglo XIX. Los elementos arquitectónicos responden a las características de un inmueble de esa época: techos altísimos (3,15m) con decorados, amplios ventanales, magnífica carpintería de pino en el suelo (totalmente recuperado y pintado de blanco) y puertas de doble hoja.

En la decoración (y de nuevo nos sorprendemos ante el hecho de que se trate de un piso que está a la venta) domina la serenidad cromática del blanco, el negro y los tonos amaderados, que le da cierto toque de apartamento parisino. Sobresalen las piezas de mobiliario contemporáneo (vemos incluso algunos iconos del diseño), junto a elementos de otros estilos y periodos, lo que imprime un eclecticismo muy eficaz y personal a la decoración.
 
 





¿Qué os parece? Yo ya estoy rezando para que me toque el Gordo de la Lotería de Navidad. Con lo que me gusta Estocolmo, creo que sería una buena idea tener allí un segundo "cuartel general" de Etxekodeco, jejeje.

Procedencia de las imágenes: Fantastic Frank
 
Top