Me encanta el efecto que produce la mesita de estilo industrial en el medio de este amplísimo (y muy luminoso) salón de estilo nórdico en Suecia. Sobre todo en la fotografía que encabeza el post, donde aparecen enfrentados el calor del fuego de la chimenea y la (supuesta) frialdad del metal de la mesa de centro.

Una pieza repleta de carácter que aporta un plus de personalidad al salón. En su aparente simplicidad, ¿no me digáis que no es la protagonista de este estupendo espacio? ¡Es lo que tiene ser un objeto con historia!

Si deseáis ver el resto de la vivienda, visitad la web de Alvhem, de donde están tomadas estas imágenes.

¡FELIZ DOMINGO!
 
Top