Siempre que he dedicado algún post a los dormitorios y espacios infantiles y juveniles, lo he hecho bajo una misma consigna: lo que dota de singularidad a estos espacios es la incorporación en sus esquemas decorativos de alguna pieza con personalidad, que los distancie de los típicos dormitorios estereotipados. Evidentemente, esto vale para cualquier espacio de la casa, pero parece que el dormitorio de los niños es el que intentamos poner todo nuevo, impoluto. Y basta ver las fotos anteriores para darse cuenta del encanto que tienen todos estos espacios con alguna pieza vintage, con objetos recuperados, con historia.

En La Tienda de Etxekodeco contamos con algunos objetos que os ayudarán a dar ese look vintage al dormitorio de los peques (y no tan peques) de la casa, como un precioso andador (tacataca) del siglo XIX, un carrito infantil retro de bebé, un pupitre escolar o una magnífica silla industrial de taller para el escritorio:






Y para las soluciones de almacenaje, por qué no darle un giro a las típicas baldas y optar por una entrañable maleta vintage de madera, unas antiguas cajas metálicas industriales, unas cestas de madera, utilizadas antiguamente para transportar uvas, o un precioso baúl de los años 30, con el que jugar a adivinar los lugares por los que ha viajado en el pasado:





Todos ellos representarán un foco de atención inigualable, a la vez que conseguiremos espacios únicos, repletos de personalidad. El look vintage está más de moda que nunca:

Procedencia de las imágenes: 1-8, en mi Pinterest. El resto en La Tienda de Etxekodeco
 
Top