Hay veces en los que un objeto decorativo presenta tal rotundidad y prestancia, atrae de manera tan fuerte las miradas, que se convierte en el protagonista absoluto de un espacio, dominando totalmente el esquema decorativo del mismo. Es lo que sucede en el salón de la vivienda parisina de Julia y Julien, y sus dos hijos.

El maravilloso espejo sol de madera convertido en reloj (la verdad es que no había visto nunca una pieza de este estilo transformada en reloj, pero el resultado no me disgusta del todo) preside, desde lo alto de la chimenea, el salón de estilo "haussmanniano", en el que domina un estilo decorativo ecléctico, con una atrevida mezcla de piezas de diversos estilos y procedencias.

El resto de la vivienda no tiene desperdicio y os animo a que la visitéis en la web de "The Socialite Family", de donde proceden estas imágenes.
 
Top