Por fin , después de unos cuantos días en los que os he tenido un poco abandonados por la vorágine que ha supuesto la organización de Vintage Extreme (por cierto, muchas, muchas gracias a todos los que os habéis acercado a visitarme, y habéis sido muchísimos!!!), vuelvo a estar con todos vosotros para mostraros una de las viviendas que más me ha impactado en los últimos meses. Está en Noruega y es la casa de la interiorista Marie Olsson Nylander.

Lo primero que sorprende en esta vivienda es que, estando en Noruega, apenas tiene rasgos de lo que denominamos "Estilo nórdico", ya que bien podría estar en París, por ejemplo. Marie Olsson ha conseguido unificar en el proyecto decorativo de su casa su gusto por la mezcla de estilos, ya que en ella podemos encontrarnos desde una cocina absolutamente minimalista, hasta retazos del rococó más exagerado (el magnífico espejo veneciano o la consola del comedor son buenos ejemplos de ello). 

Lo que está claro es que ningún estilo queda fuera del alcance la decoradora noruega, ya que también es visible su afición por las piezas vintage o por las de evidente procedencia industrial, a los que no tiene reparo en encontrarles un hueco al lado de otros elementos del diseño más moderno. Todo ello imprime a la vivienda un cierto regusto bohemio chic. ¿No os parece?

¿Mi rincón preferido? El de la octava imagen, donde conviven sin estridencias hasta cuatro estilos diferentes. Impresionante el contraste entre el brutalismo de la mesa rústica de madera y la delicadeza del espejo dorado. ¡De 10!

Procedencia de las imágenes: KK Living
 
Top