Las vemos últimamente por todos los lados: publicaciones de decoración, exposiciones de tiendas de muebles, casas de los amigos..., son las cocinas en las que domina el color negro (bien sea en los muebles, los revestimientos e, incluso, los electrodomésticos) y la verdad es que me encanta. ¿Y a vosotros?

Hemos pasado de cocinas en tonos pastel (esas formicas en todos los colores imaginables de la paleta cromática), a cocinas impolutas, de un blanco radiante, que más parecían laboratorios de pruebas que un lugar de reunión en torno a un buen plato de cocina; incluso pasamos por unos años en los que vestir nuestra cocina de color rojo era lo más moderno de lo moderno (yo la tengo precisamente en ese color y estoy deseando cambiarla!!!)

Y con ello llegamos al color negro actual. Es arriesgado (no sé si yo me atrevería con él) pero da un plus de calidez y elegancia que hace único a ese espacio de la casa, incluso le da cierto aire industrial, pero lo más importante es que invita a la conversación, a la intimidad.

¿Os atrevéis con el negro para la cocina?

Todas las imágenes proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest.   
 
Top