Hacía tiempo que no dedicaba ningún post en exclusiva a un fotógrafo de interiores, pero es que este me ha cautivado totalmente. Llegué a Paul Massey hace unos días, a través de su vivienda, que os ofrecí en un post de la semana pasada, en el que ya desde el título ("Una casa que enamora a primera vista") os anunciaba la belleza de lo que íbamos a encontrar dentro.

Aparte de la vivienda en sí, de su decoración, me gustó muchísimo la forma en la que el propietario había captado la esencia de los espacios a través del objetivo de su cámara, exprimiendo todo el potencial que el mobiliario y los objetos decorativos tenían. Así que me fui a la galería virtual que Massey ofrece en su web para seguir disfrutando de sus fotografías y aquí os ofrezco una selección de lo que allí puede contemplarse.

En todas sus instantáneas destaca un soberbio manejo de la luz, que otorga a los espacios una pátina muy especial y potencia su belleza. Me encanta, además, ese gusto por la decoración vintage, muy apropiada al tipo de fotos que hace, y, por encima de todo, la delicadeza de sus bodegones.

¡Magníficas obras de arte!

Procedencia de las imágenes: Paul Massey

 
Top