Desde siempre me han llamado la atención los suzanis, estas coloridas piezas de tela (generalmente algodón, hilo o seda) bordadas con hilo de seda que, en muchas ocasiones, vemos a los pies de la cama (aunque también en cojines, haciendo las veces de cabecero, sobre un sofá, etc.), en todas las publicaciones de decoración.
Los suzanis son originarios de las tribus nómadas de Asia Central, donde se usaban para adornar la sala de bodas y también para cubrir la cama de los recién casados, por ello los motivos más frecuentes de los bordados son elementos vegetales, como símbolo de vida y de fertilidad, y siempre ostentan una variedad cromática muy abundante, de la que sobresalen los colores berenjena y marrones, pero también rojos y tonos naturales. Tan pronto como nacía una hija en la familia, la madre comenzaba a bordar un suzani, que formaría parte de su ajuar de bodas. El principal foco de producción está en Uzbekistán, de donde proceden la mayor parte de las piezas.
Me encantan porque aportan un toque de vivacidad y de colorido en la habitación, además de imprimir esa esencia multicultural que tanto me gusta en decoración, así como un actual toque bohemio.
Como novedad en La Tienda de Etxekodeco, tenemos a la venta algunos suzanis vintage, de los años 50-60, de diferentes tamaños. Los podéis ver en las imágenes siguientes. Toda la información sobre precios, medidas y características, pinchando en este enlace: (AQUÍ)












¿A que son una preciosidad?

Más información sobre Suzanis en este interesante artículo de Nuevo Estilo.
Las primeras diez imágenes  proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest
 
Top