Este objeto, en apariencia, tan sencillo, durante años ha sido el habitat natural de la fruta, de las botellas de leche, de vino o de refrescos. Sin embargo, en los últimos tiempos, está viviendo una nueva vida desde que a alguien se le ocurrió convertirlo en una silla, en un taburete, en mesa de centro, estanterías..., haciendo un buen uso de las prácticas del DIY tan en boga. Las cajas de madera son todo un reto para la creatividad y para los apasionados de las manualidades, que consiguen, con estas sencillas y rudimentarias piezas, auténticas joyitas con las que decorar viviendas, espacios de trabajos y locales comerciales.

En Artilujos, la web de los muebles reciclados,  han creado una interesantísima propuesta (es la segunda vez que lo hacen en pocos meses, dado el éxito de la anterior); se trata del lanzamiento de una compra cooperativa de  cajas de fruta apilables, de madera de pino con certificado ambiental PEFC, fabricadas en un centro dedicado a la inserción laboral de personas con discapacidad.

¿Y por qué una compra cooperativa? Porque de esta manera se puede optimizar su producción y ofrecer un mejor precio. Haciéndolo así, cada caja cuesta 18,90 euros (en vez de los 29,90 euros que es su precio habitual), precio final, con envío gratuito al territorio nacional peninsular. 

Las cajas son muy robustas (con un grosor de 1,5 cms.), de madera maciza, e imitan perfectamente a las antiguas cajas de vino o fruta. Con unas dimensiones de 53 cms. de alto, 36 cms. de ancho y 29 cms. de fondo, las cajas se presentan en un acabado natural, totalmente pulidas y listas para ser utilizadas, así cada uno puede hacer con ellas lo mejor que se le ocurra: dejarlas tal cual, barnizarlas, pintarlas; de esta forma, cada caja es el principio de un nuevo mueble, tan original y personal como alcance la creatividad de cada uno, no en vano el lema de la acción es "En esta caja caben 1000 muebles".

Os dejo a continuación una serie de ideas que pueden transformar vuestras cajas en tantos muebles e ideas decorativas como alcance vuestra imaginación. ¡Manos a la obra!












El plazo para participar en esta compra cooperativa finaliza en unos días, el próximo jueves 30 de abril. Desde Etxekodeco os animo a que compréis vuestras cajas, ya que estaremos dando un empujoncito a la integración laboral de personas con discapacidad, al mismo tiempo que ponemos nuestro granito de arena por la sostenibilidad (recordad, la decoración eco-friendly es guay!) y, no menos importante, con la satisfacción de crear nuestros propios muebles y dando un toque de personalidad a la decoración de nuestras casas. 
 


¡Una iniciativa de las que nos gustan! 
 
No olvidéis comprar vuestras cajas en el siguiente ENLACE.
 
Top