La formica, omnipresente en los hogares de medio mundo durante décadas (de los años 30 a los 70 del pasado siglo), fue denostada, como material pasado de moda, rancio, a partir de los 80, para volver con fuerza renovada desde hace unos años. 

Las superficies laminadas de formica, en las múltiples gamas cromáticas que permite este material (a fin de cuentas se trata de un laminado plástico), recubrían todo tipo de piezas de mobiliario, especialmente muebles de cocina, pero también mesas, aparadores, alacenas, etc., convirtiéndose en una estampa muy familiar en los 50 y 60 sobre todo. En las imágenes siguientes podéis ver algunos de los anuncios en la prensa de esos años de la marca Formica.




Hoy en día en que lo retro, el estilo midcentury, se ha convertido en toda una tendencia en decoración, los muebles de formica vuelven a estar de plena actualidad. Tanto si se trata de  piezas de nuevo cuño, como de elementos vintage recuperados, la inserción de muebles de formica (sin excederse!!!, como en todo, el equilibrio es importante) en los espacios de nuestra casa les da un toque retro muy divertido y actual. La formica está más de moda que nunca ¿o es que nunca nos abandonó del todo?

Os dejo con una serie de imágenes para que encontréis inspiración.








¿Qué os parece? ¿Os gustan las piezas de mobiliario de formica? ¿Las incorporaríais a vuestros esquemas decorativos?

Todas las imágenes proceden de mis paneles de inspiración en Pinterest.
 
Top