Los que me seguís habitualmente sabéis que soy un gran amante (y asiduo visitante, una de las ventajas de vivir a poco más de una hora de la frontera francesa) de los brocantes del país vecino. Siempre me ha sorprendido la gran afición (casi un estilo de vida) que tienen los franceses por este tipo de mercados (generalmente al aire libre y en la práctica totalidad de los pueblos, por muy pequeños que sean) de donde es difícil marcharte sin alguna compra. Y me sorprende aún más que, viviendo tan cerca, nosotros no tengamos ese mismo aprecio por este tipo de compras. Una teoría que tengo (supongo que como cualquier teoría personal, es más o una apreciación que otra cosa) es que nuestros vecinos son mucho más desprendidos que nosotros hacia lo material. En cuanto alguien ya no quiere una cosa, o se ha aburrido de ella, la pone en venta porque está seguro de que siempre va a haber otra persona que la va a comprar. Por aquí somos más de tirar a la basura, no vaya a ser que nuestro vecino piense que vendemos nuestras posesiones porque andamos faltos de liquidez!!! En fin, como decía, es solo una opinión personal.

Bueno, y después de todo este rollo me acabo de dar cuenta de que en realidad yo solo quería hablaros de Désuet, un brocante online, de la France, que acabo de descubrir y que es la solución ideal para todos aquellos que viváis lejos y no os sea posible acercaros con asiduidad a estos mercados. Aparte de la maravilla de piezas que tienen en su catálogo (vintage y también mucho industrial, como es preceptivo en los brocantes franceses), lo que más me ha sorprendido es la belleza de las fotografías con las que muestran su mercancia. Os dejo unas cuantas para que echéis un vistazo. La verdad es que es adictivo y entran unas ganas de llevárselo a casa... ¡Tal cual como en los brocantes al aire libre!

Más información: Désuet
 
Top