Este proyecto, llevado a cabo por el Estudio Chris Dyson Architects, consistio en la conversión de un antiguo almacén, en el barrio londinense de Shoreditch, en una vivienda familiar. En la reforma se eliminó un cobertizo en la parte trasera del local para convertirlo en un patio moderno que diera luz natural tanto al dormitorio como al baño.

Se ha intentado restablecer el pasado industrial del almacén, manteniendo el antiguo suelo de madera en algunas de las dependencias (el resto se revistió con cemento pulido), así como la práctica totalidad de las paredes de ladrillo visto. También se han incorporado piezas de mobiliario (taquillas, mesas de escritorio, baúles, algunas lámparas) y objetos decorativos de estilo industrial, que ayudan a conservar la esencia añeja del local. Todo ello junto a algunos elementos de diseño que imprimen al conjunto modernidad.

El resultado es magnífico, no me puede gustar más. ¿Qué opináis?

Procedencia de las imágenes: Chris Dyson Architects
 
Top