El baño que abre el post es uno de los dos que he instalado en mi casa de Vallejo de Sotoscueva, en Burgos; es el cuarto de baño de invitados, en la planta baja de la vivienda. Cuando lo planteé, tenía muy claras dos cosas, que quería usar como revestimiento la baldosa metro y que los colores que iban a dominar eran el blanco y el negro. Me gusta muchísimo el toque vintage que se logra con la primera y la atmósfera afrancesada que se consigue con el binomio cromático mencionado.

Lo siguiente era ir adaptando complementos: quería introducir algún elemento industrial (los apliques lumínicos), algo "viejuno", como el espejo (regalo de una lectora, ¡muchas gracias Igone!) o el armarito (comprado en un anticuario de Aveiro, Portugal), y algo nuevo (el lavabo y el armario debajo de él son de Ikea). Si a eso le añadimos unos cuantos elementos decorativos (tibor de Hanbel, dosificador de jabón y tarro de H&M Home, jabonera/bañera de zinc traída de Alemania), el baño adquiere ese estilo ecléctico y un pelín masculino que tanto me gusta.

A continuación os dejo unas cuantas imágenes, extraidas de mis paneles de inspiración en Pinterest, que he ido guardando durante el tiempo que ha durado el proyecto del baño y que me han servido de inspiración en todo el proceso. En todas ellas encontraréis elementos que, de una forma u otra, han sido trasladados a mi baño.
















¿Qué os parece? Más adelante os iré enseñando otras partes de la casa.

 
Top