Me encantan las cocinas de estilo industrial (ya hemos visto varias en el blog), sobre todo con elementos industriales vintage, pero siempre pienso si no quedan un poco frías. Para solucionarlo, nada mejor que introducir destellos de color, a través de piezas de mobiliario, elementos de menaje, que aportan un plus de calidez y, sobre todo, de vitalidad.

Es lo que han hecho Josefine y Andreas en la cocina de su casa en Ronneby, una pequeña localidad en el sur de Suecia. Cuando adquirieron la vivienda, la cocina era muy oscura y triste, con muebles en color azul y suelos de madera también muy oscura, por lo que la primera reforma que acometieron fue esta estancia. 

Cambiaron suelos y paredes a un blanco impoluto, y como a ambos les encantan las piezas vintage, sobre todo de estilo industrial, decidieron ir llenando la cocina y el comedor anexo de elementos de ese tipo (lámparas, sillas, muebles de cocina, etc.). Solo faltaba aportar el color, los colores más bien, ya que toda la paleta cromática está representada. El resultado salta a la vista!!

Procedencia de las imágenes: Boligpluss

 
Top