Como habéis podido comprobar quienes me seguís habitualmente, durante este mes de agosto que está a punto de acabar (¡¡ohhhh!!), el ritmo de publicaciones en el blog ha sido muy irregular. La razón, aparte de que también necesitaba desconectar un poco (siempre viene bien un poco de distanciamiento para volver con más fuerzas y ganas!!), es que he estado todo el mes (y sigo) embarcado en un proyecto del que ya os hablé cuando comencé con esta aventura del blog. Se trata de una segunda residencia (en un pueblo del norte de Burgos), que me estaba haciendo.

Ha pasado demasiado tiempo desde entonces (3 años, mes arriba, mes abajo) y también demasiados problemas con promotores, constructores, gremios, etc., etc., etc. Sería largo, muy largo y doloroso, muy doloroso, comenzar a enumerar todos los papeleos, reuniones, decepciones..., por los que he tenido que pasar, pero bueno... ¡ya está! Al fin tengo la casa y, como os decía, todo el mes de agosto he estado "jugando a las casitas", haciendo de decorador, jejeje. Me lo estoy pasando muy bien!!!

Os dejo algunas imágenes de cómo va el proyecto. Aún falta mucho pero ya se va intuyendo por dónde van los tiros, ¿no? Eclecticismo 100%, mezcla de masculino y femenino, de estilos, piezas nuevas y "viejunas"..., al fin y al cabo eso es Etxekodeco.

¡Volvemos (poco a poco) a la normalidad!
 
Top